Que es el Evangelio?

El Evangelio es la buena noticia de que Dios salva a los pecadores.

El hombre es por naturaleza pecador y está separado de Dios su Creador, sin esperanza para restaurar esa relación. Pero Dios, con su poder, ha provisto el camino para que podamos ser restaurados a una relación correcta con El mediante la muerte, sepultura y resurrección de su Hijo, Jesucristo.

La palabra "Evangelio" significa literalmente "Buena Noticia".

Pero para comprender verdaderamente lo bueno que es esta noticia, primero debemos entender lo malo que es nuestra situación sin Dios. Como resultado del pecado original del primer hombre y la mujer en el comienzo de la raza humana (Génesis 3: 6), todos los aspectos de la naturaleza humana en todas las personas nacidas a partir de entonces han sido corrompidos por el pecado.

Debido a esta naturaleza pecaminosa no tenemos ningún deseo natural para llegar a Dios (Romanos 3:10-12) , de hecho, nuestra mente es hostil hacia Dios (Romanos 8: 7). Dios ha declarado que nuestro pecado nos condena a ser separados de El para siempre en el infierno. Es ahí donde tenemos que pagar el castigo por nuestro pecado contra un Dios santo y justo. Esta situación sin salida sería una mala noticia si no hubiera manera de ser salvo. Pero el Evangelio es la buena noticia de que Dios, en su misericordia, ha provisto un camino de salvación; Él ha proporcionado un sustituto para nosotros, Su Hijo, Jesucristo, que vino del cielo a la tierra para pagar el castigo por nuestros pecados al morir en nuestro lugar en la cruz. Jesús resucitó de entre los muertos, lo que demuestra que Dios aceptó el sacrificio de Cristo en nuestro favor. El es nuestro sacrificio expiatorio que satisfizo la ira de Dios, su muerte por nosotros pago la deuda completa. (Hechos 2:24, Romanos 4:25).

Ahora Dios nos llama a arrepentirnos de nuestros pecados y poner nuestra confianza en Su Hijo Jesucristo para nuestro perdón (Hechos 17:30, Juan 1:12). Si nos arrepentimos de nuestros pecados y entregamos nuestra vida a Cristo, Dios hace el milagro de darnos una nueva vida, una vida eterna que empieza ahora y dura para siempre con Dios (Juan 3:16).

La Biblia nos dice que "nos mantengamos firmes" a este verdadero Evangelio, el único que salva. (Galatas 1:3-9)(1 Corintios 15:2)

La Biblia también declara que el Evangelio es el "poder de Dios para la salvación de todo el que cree" (Romanos 1:16-17), lo que significa que la salvación no se logra por los esfuerzos del hombre, sino que es un don gratuito de Dios que recibimos por la fe (Efesios 2: 8-9).

Debido al Evangelio, y a través del poder de Dios, los que confiamos en Cristo para salvarnos de nuestros pecados (Romanos 10: 9) no sólo somos salvados del infierno, sino que ademas  se nos ha dado una nueva naturaleza (2 Corintios 5:17) con un cambio de corazón, un nuevo deseo, y una nueva actitud expresada a través de una vida cambiada. Este cambio de vida es producido en nosotros por el Espíritu de Dios que ahora vive en los que creen.

Las buenas obras no son nunca los medios de salvación, pero son la prueba de que una persona ha sido salva (Efesios 2:10). Aquellos que son salvados por el poder de Dios se han convertido en hijos de Dios (Juan 1:12) y comenzarán a expresar el amor de Dios como evidencia de una vida cambiada.